jueves, 29 de mayo de 2008

la remoción de techos de Asbesto Cemento (AC)

Manual sobre la remoción de techos de Asbesto Cemento (AC)

1-Nociones generales sobre el AC
El asbesto es un material fibroso que se obtiene a partir de varios minerales, es de muy alta resistencia química, mecánica y eléctrica y se utilizó en el pasado en grandes cantidades, tanto puro como mezclado con aglomerantes como cementos y plásticos, en las siguientes aplicaciones:
-en las industrias químicas como material para filtros y aislantes térmicos
-en la construcción como aislante térmico y como AC en paneles para techos, tuberías, etc.
-en electricidad para bases aislantes mezclado con materiales como la bakelita
-en la industria mecánica y automotriz en zapatas de frenos y discos de embragues
-muchas otras aplicaciones, aunque en menor escala.

El Asbesto-Cemento es una mezcla de cemento Portland con 10% a 20% de fibras de asbesto. Por su resistencia mecánica, su incombustibilidad, su facilidad de colocación y su relativo bajo precio, se usó masivamente en el campo de la construcción de viviendas, galpones, estacionamientos, etc. principalmente en techos o cubiertas. También fue ampliamente utilizado para tanques, tuberías de agua potable y servidas y como conductos para alojamiento de cables para la transmisión de energía eléctrica.
Posteriormente se descubrió que la unión entre las fibras que se debe al cemento, es afectada por la exposición prolongada a la humedad, los cambios frecuentes de temperatura y humedad, los gases o vapores alcalinos o ácidos, la condensación salina y algunos microrganismos; con el tiempo las fibras se liberan por el roce al manipularlas o por roturas espontáneas o inducidas por trato inadecuado y son transportadas por la lluvia y vientos aun suaves, pudiendo entrar fácilmente al sistema respiratorio y convirtiéndose en fuente de graves afecciones.

2-Efectos del asbesto sobre la salud
Las investigaciones realizadas desde hace muchos años sobre la incidencia de ciertas enfermedades en trabajadores de la industria del asbesto y en sus familiares, permitieron determinar una relación evidente entre el grado y tiempo de exposición al polvo y la frecuencia de aparición de las siguientes enfermedades:
-asbestosis, es una afección crónica no cancerosa en la que los tejidos pulmonares forman tejido cicatrizal por efecto de las fibras, afectándose su capacidad de intercambiar los gases de la respiración. Hasta ahora no se le conoce cura y los síntomas mas evidentes son la dificultad para respirar, cansancio y ahogo, pudiendo ocurrir fallas cardíacas. Por lo general es inhabilitante y mortal.
-cáncer del pulmón, sus síntomas mas frecuentes son: tos persistente, problemas respiratorios, dolores en el pecho, ronquera y anemia. Es la mas mortal de las afecciones y el vicio de fumar agrava seriamente la frecuencia de aparición en los trabajadores expuestos al polvo de asbesto, en su entorno familiar, sobre todo en las personas de menor edad
-mesothelioma de la pleura, es un tipo de cancer que afecta la membrana que recubre el exterior de los pulmones y el interior de la caja toráxica. Puede tardar mucho en manifestarse y los síntomas mas frecuentes son: tos frecuente, pérdida del apetito, insomnio, dolor en el pecho y la espalda. La frecuencia de aparición en los trabajadores expuestos es la mas alta, y los niños y los jóvenes pueden ser mas facilmente afectados. El mesothelioma puede aparecer tambien en el peritoneo
Otras enfermedades no tan frecuentes son:
-cancer de la laringe cuyo origen ya se confirmó y otros como los del colon, esófago, boca y riñón cuya frecuencia parece estar relacionada tambien con la esposición a fibras de asbesto, aunque esto no ha sido definitivamente comprobado
Los síntomas de estas enfermedades solo empiezan a presentarse despues de 10 a 15 años de la exposición al asbesto y hasta ahora no existe cura para ninguna de ellas; por lo general una vez avanzadas afectan de tal manera las propiedades físicas que conducen a la inhabilitación y a la muerte.

3-Grado de peligrosidad de las fibras
En un principio se sospechó que solo las fibras mas cortas de ciertos minerales de asbesto eran las principales causantes de esas enfermedades, pero investigaciones posteriores confirmaron que cualquiera que sea su largo y el mineral de procedencia, son igualmente peligrosas. La acción de las fibras es mayor en los fumadores y los niños.
Es tambien de la mayor importancia dejar totalmente el vicio del tabaco, no solo durante la jornada de trabajo sino definitivamente, si las personas corren cualquier riesgo de quedar expuestas a las fibras.
Todavia no se ha demostrado que las concentraciones menores de 10 fibras por litro de aire (f/L), que pueden existir normalmente en cualquier ambiente, sean peligrosas, pero las mayores si lo son en grado muy alto y pueden llegar facilmente hasta 30.000 o mas f/L, por la manipulación inadecuada del AC durante su acondicionamiento o remoción y por desastres de origen humano o natural.
Organismos de control de la salud pública de países europeos y de los EE.UU, han determinado que concentraciones promedio de 100 fibras/L durante jornadas de 8 horas y máximas de 1000 f/L por no mas de 30 min, pueden manejarse con seguridad utilizando respiradores equipados con filtros de alta eficiencia filtrante (HEPA: 99,97 % de captura de partículas mayores de 0,3 µm). Estos son valores que se pueden lograr con las técnicas apropiadas para las remociones, si existiera el riesgo de concentraciones mayores se deben utilizar respiradores autónomos cargados con aire filtrado.

2-Variación de la estabilidad y confiabilidad del AC con el tiempo y las condiciones de exposición
La posibilidad de rupturas espontáneas o inducidas de las láminas, con el riesgo de daños a las personas o a los bienes o la dispersión de fibras, está siempre presente cuando:
-el material tiene mucho tiempo de instalado
-ha estado sujeto a climas o condiciones de operación con frecuentes cambios de temperatura y humedad
-ha sido afectado por atmosferas agresivas o manejos inadecuados
-está afectado por crecimientos biológicos que puedan haber vulnerado la resistencia del material.
Por estas razónes se debe estimar como altamente peligrosa cualquier actividad con o sobre AC si no se aplican rigurosamente las precauciones indicadas en este instructivo

3-Procedimientos para disminuir o eliminar los riesgos que tienen los techos de AC deteriorados
La siguente es una breve descripción de los procesos que se pueden aplicar en caso de que el estudio preliminar de las cubiertas indique una posibilidad inmediata o a mediano plazo de accidentes o contaminación del ambiente, por el estado crítico del material.

A-Remoción: es la única manera práctica de eliminar definitivamente el riesgo de daños para el personal y la población, si se aplican escrupulosamente las técnicas y precauciones adecuadas para llevarlo a cabo.
Las etapas principales son :
1-preparación del material antes de liberarlo para reducir al mínimo la emisión de fibras, lo cual se logra manteniéndolo saturado con una solución detergente, ligeramente adhesiva y coloreada que mantenga temporalmente las fibras durante todas las operaciones hasta el lempaquetado hermético del material removido
2-liberación de los soportes que fijan las piezas de AC a la estructura o correas
3-empaquetamiento del material tan pronto como se pueda, con una película plástica adecuada para evitar la dispersión durante la manipulación
4-traslado a un sitio de deposición temporal o definitiva que garantice la no dispersión de las fibras y que debe haber sido aprobado y estar bajo el control de los organismos oficiales

B-Encapsulación, consiste en aplicar sobre el techo previa su limpieza a fondo, una capa de recubrimiento flexible, de alta resistencia mecánica y a los factores atmosféricos, cuya adhesión al AC debe resistir los esfuerzos producidos por las dilataciónes del material generadas por las variaciones de temperatura y humedad. Es una solución temporal que puede durar algunos años según las características de los productos utilizados, las técnicas de aplicación, el estado del AC, el ambiente a que estará expuesto el techo protegido y el mantenimiento del techo. Como no hay que remover el AC puede significar una ventaja en ciertos casos

C-Confinamiento, consiste en colocar por encima y por debajo del techo unas cubiertas que formen como un estuche hermético alrededor del AC. Las cubiertas pueden ser metálicas en ambas caras del techo o combinadas con membranas o recubrimientos plásticos. La cubierta metálica requiere de una estructura que la soporte. Se deben estudiar los puntos de las cubiertas por donde haya que pasar tuberias, montajes, o elementos de estructura que exijan perforaciones, a fin de garantizar la hermeticidad.

Puede ser una solución para casos donde no existe la posibilidad de disponer del AC de manera definitiva o hay razones prácticas que impiden la remoción; pero es imprescindible que se pueda garantizar la inspección cuidadosa y sistemática de las cubiertas, asi como mantener un sistema permanente de advertencias y precauciones ya que el AC queda oculto y hacer trabajos en o sobre el techo sin la protección debida puede producir además de roturas y accidentes, graves dispersiones de fibras.

4-Condiciones para llevar a cabo dichos procesos
La manipulación del AC para fines de mantenimiento, remoción y/o disposición temporal o definitiva del material debe hacerse aplicando estrictamente las tecnologías diseñadas para ello y siguiendo rigurosamente las precauciones de seguridad personal y ambiental aprobadas por los organismos del Estado: Min. del trabajo, Min. de Salud, Min del ambiente y Covenín. Esa es la única forma de evitar los graves peligros que tiene la dispersión de fibras, no solo para los operadores, sino para sus familiares y cualquier persona no directamente involucrado en las operaciones, que se exponga al efecto de las fibras de asbesto.
A fin de planificar las etapas y operaciones de cualquiera de los procesos mencionados dentro de la mayor seguridad y eficiencia, es de la mayor importancia tener la siguente información, que debe ser verificada por personal entrenado y de experiencia:
1-el estado del material (AC) y de la estructura que lo soporta a fin de tenerlos en cuenta al especificar las medidas de prevención de caidas de personal o materiales durante als operaciones
2-los usos que se la han dado a la edificación desde su fabricación a fin de tomar medidas preventivas contra contaminaciones inadvertidas no solo por asbesto
3-las actividades que se han llevado a cabo en sus ambientes y en el entorno. No es infrecuente la existencia de tuberías y otros componentes aislados con camisas de asbesto, lo cual exige precauciones especiales para su remoción
4-estado actual de la edificación
5-las facilidades para llevar a cabo las operaciones y la descontaminación del personal y de los equipos de protección y trabajo
6-la disponibilidad de equipos para movilizar cargas pesadas
7-las posibilidades para la disposición temporal o definitiva de todos los desechos removidos
Dichos datos son imprescindibles para la toma de decisiones adecuadas acerca de los siguientes puntos que deben ser definidos y concretados antes de iniciar las operaciones de remoción:
-planificación de las actividades preliminares a la remoción, durante ésta y una vez terminada
-prevención de accidentes
-medidas a aplicar y recursos en caso de accidentes
-detalles como: facilidades sanitarias para el personal, descontaminación, necesidades fisiológicas, resguardo de su ropa y sus propiedades
-almacen de equipos, herramientas e insumos
-mantenimiento de equipos y herramientas


5-Descripción de los procesos
Operaciones preliminares
a) Protección anticaidas
Toda operación que se vaya a llevar a cabo sobre techos o cubiertas de AC, indistintamente de la seguridad que pueda sugerir su aspecto, debe considerarse como muy peligrosa ya que ese material aun con la mejor de las apariencias, presenta un alto riesgo de fractura cuando se le somete a esfuerzos mecánicos sobre todo puntuales como el de las pisadas o cargas puntuales, máxime si el techo tiene mucho tiempo de instalado y ha estado sometido a atmosferas contaminadas o a cambios frecuentes de temperatura y humedad; de ahí que se deban establecer e instalar antes del inicio de cualquier actividad incluyendo la inspección previa, las medidas de seguridad siguientes:
1-caminerias por sitios adecuados (siempre sobre la estructura)
2-cabos de vida de espesor suficiente para las cargas a sostener en caso de accidentes
3-soportes para los cabos cuya resistencia y la de los anclajes debe ser verificada previamente,
4-redes y lonas de seguridad si el caso lo amerita
5-dotación de cinturones de seguridad, eslingas, cabos de vida y sus soportes adecuados al tipo de operación y riesgos
6-dotación de cascos, lentes, máscaras, bragas, guantes y botas antideslizantes adecuadas a las condiciones que se puedan presentar durante el proceso de remoción
7-dotación del equipo auxiliar para el caso de emergencias, accidentes, etc.
8-instalaciones para el saneamiento adecuado del,personal antes de dejar el sitio de trabajo
9- plan de muestréo y análisis del aire para monitorear la no emisión de fibras

Estas medidas deben ser definidas por personal especialmente entrenado y de amplia experiencia y ser aplicadas y supervisadas por personal preparado al efecto

b) Protección contra la aspiración de las fibras
Las medidas preparatorias previas a los procesos, pueden reducir sensiblemente la posibilidad de emisiones, pero son tan graves para el organismo las consecuencias de su aspiración, que aunque se tomen todas las precauciones se deben tomar medidas estrictas que aseguren que en caso de fallas se reduzca a un mínimo la probabilidad de aspirarlas. Las precauciones siguientes deben seguirse escrupulosamente:
1-El personal debe vestir una braga enteriza con cierre hermético y sin bolsillos que cubra totalmente su cuerpo, dejando solo una abertura para la cara, una para cada mano, y una para cada pie; las aberturas deben estar provistas de elásticos o correas que impidan la entrada de polvo al cuerpo. El tejido debe permitir la transpiración pero impedir el paso de polvo
2-Los guantes deben cerrar en las muñecas y las botas antideslizantes en los tobillos
3-los lentes protectores deben cerrar contra la cara y tener resistencia suficiente para impedir daños por proyecciones como rotura de mechas, tornillos, remaches, virutas o esmeriles
4-La protección respiratoria antipolvo debe cumplir las siguientes normas:
4.1-para casos donde la concentración de fibras en el aire durante las operaciones, no supere un promedio de 100 f/L en 8 horas de trabajo o un máximo de 1000 f/L durante 30 minutos, se deberán utilizar respiradores de alta eficiencia filtrante HEPA (99,97 % de captura de partículas mayores de 0,3 µm).
4.2-en el caso de concentraciones mayores se debe revisar cada una de las manipulaciones para averigüar su origen, pero en todo caso se deberá utilizar un respirador autónomo con aire filtrado. En ocasiones pueden existir tuberías o equipos que han sido aislados termicamente con camisas de fibra de asbesto, lo cual exige técnicas especiales para su remoción
5-El retiro de la protección personal de cualquier persona expuesta para dejar la zona de trabajo, debe seguir una técnica que impida la aspiración del polvo que seguramente se levantará al quitarse la ropa y equipos de protección, siendo la forma mas confiable la llamada “ducha seca” que basicamente es una cámara cerrada de presión ligeramente inferior a la del ambiente donde chorros de aire filtrado soplando sobre la persona levantan el polvo adherido a la braga, etc. el cual es retenido en filtros HEPA antes de evacuar el aire al ambiente exterior.
6-En caso de no disponerse de la “ducha seca” y antes de entrar a los sanitarios o sitios de guardar la ropa de calle, operarios entrenados y en un sitio libre de polvo, deben aspirar a cada persona con equipo dotado de filtros HEPA, la braga, botas, guantes, lentes, herramientas, etc. dejando de último el respirador, el cual solo podrá ser removido al terminar la operación de aspiración
7-A continuación la persona entrará o se trasladará a los vestuarios, los cuales deben garantizar la no existencia de fibras ya sea por la zona o por que están ventilados con presión positiva de aire filtrado por fintros HEPA

Proceso de remoción
Las operaciones del proceso de remoción son las siguientes:
1-fijación temporal de las fibras, saturando la pieza de AC a remover con un líquido expresamente formulado para ese fin
2-desmontaje de los anclajes de la pieza, aspirando con equipo dotado de filtros HEPA cualquier polvo o partícula que pueda desprenderse en la operación
3-levantamiento y movilización de las piezas y resaturación
4-empaquetamiento de las piezas lo mas herméticamente posible, con una película plástica de alta resistencia a la degradación por el ambiente
5-transporte a los sitios de deposición
Estas operaciones pueden generar un alto nivel de desprendimiento de fibras, con todos los riesgos que eso significa, por lo que es imprescindible extremar las precauciones que impidan la emisión de fibras, su aspiración por los trabajadores.y su dispersión al aire
Durante todas las operaciones donde exista el menor riesgo de emisión de fibras y su aspiración, todo el personal, incluyendo el de supervisión y seguridad y el de servicios como los mecánicos, electricistas, etc. deberá utilizar permanente el equipo de protección personal contra las fibras
Las siguientes medidas son la mejor seguridad para que eso no ocurra y deben aplicarse rigurosamente, vigilando permanentemente su aplicación y eficiencia:
a-Fijación temporal de las fibras.
La posibilidad de que se desprendan fibras de asbesto está presente en toda operación sobre o con el AC, a menos que se asegure temporalmente su adhesión; esto se logra manteniendo el material permanente saturado y húmedo con un producto formulado para:

1) fijar momentáneamente las fibras
2) garantizar la penetración del producto en el AC y mantenerlo mojado
3) teñir el material con un colorante que permita supervisar que el material ha sido tratado y permanece saturado hasta ser empaquetado

b-Empaquetado y traslado del material removido.
Tan pronto como la seguridad anticaidas del sitio de trabajo lo permita, el material debe ser resaturado y envuelto lo mas hermeticamente posible en una película de polietileno o polipropileno de espesor no menor de 0,15 mm, sellando con cinta adhesiva todas las dobleces y posibles salidas de fibra. Los paquetes así formados deben marcarse nitidamente con las palabras “ASBESTO PELIGRO”, numerarse y depositarse en sitios resguardados, antes de ser transportados hasta los depósitos temporales o definitivos.
El traslado debe hacerse reduciendo al mínimo el riesgo de que el material sufra golpes o desgarros que puedan significar escape de fibras; de ocurrir esto un operario provisto de los equipos necesarios debe acompañar cada traslado, debe mojar y recoger todo lo que se esparció y reponer la estanqueidad de la envoltura. Todo operario deberá portar el equipo de protección personal

c-Deposición del material en el depósito provisional o definitivo

1 comentario:

Mega_Pharm dijo...

el asbesto es una de las sustancias mas cancerígenas, este material es causante de la neumoconiosis conocida como la asbestosis. La sustitución de los techos es una buena medida como medida de prevención y evitar en el futuro de enfermedades respiratorias crónicas. Además el asbesto es un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de pulmón.